MADRID, CIUDAD BASURA

Una semana se cumple ya de la huelga con que los empleados en la limpieza de nuestra Madrid-capital-basura-prensa-alemana[1]capital reivindican sus derechos ante las empresas responsables del servicio. Nada tengo contra estos trabajadores, que hacen uso de sus derechos para tratar de alcanzar lo que en justicia consideran les corresponde. Sí, contra quienes convierten a los ciudadanos en rehenes al servicio de sus intereses, y asisten impasibles a la vergüenza de una ciudad envuelta en basura.

Hace tan solo unas semanas, a primeros de octubre, recibí la visita de unos amigos estadounidenses. Se mostraron impresionados por  los encantos de Madrid, una ciudad que calificaron de amable y hospitalaria, y se hacían lenguas de la limpieza que observaban en sus calles, plazas y jardines. Ni que decir tiene que yo, en mi condición de madrileño y de residente en esta que es mi ciudad, me sentí enormemente complacido por sus comentarios. Hoy, tristemente, no podría sentir lo mismo, ni creo que la opinión de mis amigos se pareciese, ni de cerca, a la que entonces manifestaron. Por el contrario, me sentiría avergonzado y seguramente lamentaría la inoportunidad de la visita.

Y de esta situación de deterioro se valen, sin duda, quienes por una u otra razón se consideran ajenos, cuando no enemigos declarados, de nuestros intereses. Como ejemplo, los comentarios vertidos esta misma mañana en el diario alemán Frankfurter Allgemeine. Se ceban en el desprestigio de nuestra ciudad, amparados en la imagen deplorable que presenta. Abandono que atribuyen a la debilidad financiera del Ayuntamiento madrileño y al endeudamiento a que le han conducido los excesos en el gasto público de los últimos años. Debilidad que en modo alguno podrá achacarse a una hipotética disminución de impuestos sobre los sufridos madrileños, más bien todo lo contrario.

Nunca resultará reprochable el interés del consistorio por recortar el gasto; sí la mala gestión y la falta de criterio a la hora de determinar dónde y cómo aplicar los recortes. Y en el caso que nos ocupa, la falta de previsión, el error de cálculo sobre las contratas efectuadas y, lo que es más indignante, la inoperancia y la inhibición a la hora de resolver el conflicto.

imagesCAIYUTW9Señora alcaldesa, señores concejales, no se les confió el cuidado de nuestra capital  únicamente para lucir sus bondades; también cuando vienen mal  dadas, y seguramente entonces con mayor vehemencia, es exigible su sentido de responsabilidad. No alcanzo desde aquí a reconocer a quiénes y en qué medida es imputable tamaño descalabro; pero sí me considero con la fuerza moral suficiente, como ciudadano que paga religiosamente sus impuestos, de reclamar la eficaz actuación de quien los administra. Siéntense a negociar con las partes implicadas y no se levanten de la mesa hasta resolver el conflicto. Los madrileños, desde el derecho que nos da la condición de tales, no se lo pedimos: se lo exigimos.

Aceptamos en su día, como ustedes, los modos democráticos, y a ellos nos atenemos. No hagan, con su actitud desidiosa e irresponsable, que lleguemos a sentir añoranza del orden y la eficacia de que hacen gala otras formas de gobierno que hace tiempo  nos esforzamos por dejar atrás.

Oh, Madrid, mi Madrid, ¿qué te ha pasado?

¿Dónde están tu limpieza y tu hermosura?

¿Quién enfangó tu cara con basura,

te dio luego la espalda y te ha dejado?

 

Siento pena y vergüenza, y enojado

me vuelvo hacia quien hizo tal locura

y dejó tu cuidado a la ventura

del ajeno impostor interesado.

 

Siempre que hablé de ti lo hice orgulloso,

que tú eres, mi Madrid, ciudad hermosa;

y haber nacido en ti, digno y honroso.

 

13839466781593[1]

Me duele ver, inerme, la insidiosa

repulsa del extraño que, envidioso,

hace de tu desgracia burla odiosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MADRID, CIUDAD BASURA

  1. Ramiro Duque de Aza dijo:

    Tralará larita, barro mi casita
    Les enseñamos de pequeños esta canción y se ve que han querido olvidarla.
    Habrá que volverlos a la escuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s