QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS

“Vísteme despacio, que tengo prisa”, dice el refrán popular. Y tiene mucha razón. La prisa, la precipitación, a nada bueno conducen. Cuántos caminos ha habido que reanudar, cuantas obras que reiniciar cuando creíamos haberlas completado. Y es que no es posible caminar más aprisa de lo que nuestras piernas dan de sí ni llevar la destreza más allá de lo que nuestras manos permiten, salvo fastidioso traspiés o lamentable error que nos devuelvan al punto de partida.

informaciÓnTodos percibimos la desazón, el desconcierto, el creciente desequilibrio de la sociedad en que vivimos. Nos pueden las prisas. Cada vez el pasado y el futuro están más cerca del presente. La acción resulta inaplazable, y apenas deja tiempo para la reflexión. Atendemos a lo inmediato, con la vista puesta en el siguiente paso, cuando apenas hemos empezado a dar el que ahora nos ocupa. Difícil ir más allá, trascender la realidad que nos reclama con urgencia. El misterio, la trascendencia, el espíritu que inspira valores por encima de la realidad material, quedan por lo general fuera de foco, salvo en las ocasiones en que nos damos de bruces con la privación, el dolor o la muerte y sentimos una sacudida que nos invita a detenernos.

En todo ello tienen mucho que ver los avances tecnológicos, que se desarrollan en progresión geométrica. Cabe confiar en que –según aseguran prestigiosos neurólogos- la mayor parte de nuestro cerebro está virgen, con lo que parece queda un amplio porcentaje de nuestro disco duro sin utilizar. Pero el problema puede no residir en la capacidad de almacenaje, sino en el ritmo de procesamiento. Se nos agolpa a la puerta la información, que empuja y pretende abrirse paso, animada por la publicidad y estimulada a través de los multimedia y las redes sociales. Y esto nos produce innegable ansiedad. Vivimos una época en la que, paradójicamente, nos invade la comunicación, al tiempo que nos vamos convirtiendo en auténticas islas. Eso sí, bien pertrechados de medios de los que nos esforzamos en sacar partido. Cada generación se solapa más con la anterior. Nadie quiere quedarse atrás. Y el margen se nos presenta cada vez más efímero. Es mucho lo que se nos pone por delante, y breve el tiempo de que disponemos. Imposible de todo punto, ponerse al día. Seguros estamos de que el mundo que nos vio nacer tendrá muy poco que ver con el que dejaremos en nuestra partida.

La complejidad es progresivamente mayor. Vivimos envueltos en permanente reto, anteim_port[1] problemas de creciente complejidad y difícil solución: crisis económica, provocada en gran parte por el propio avance tecnológico y el consiguiente incremento del paro; crisis demográfica, fruto en gran medida de la anterior; crisis democrática, con preocupante desarrollo de movimientos nacionalistas de diferente signo; inmigración descontrolada; amenazadora invasión islámica, apoyada en el desarrollo demográfico –en manifiesto desequilibrio con el autóctono occidental-, cuando no impregnada de tintes terroristas; desarrollo de nuevas estructuras familiares y sociales; espectacular desarrollo de la genética, con evidentes riesgos que a nadie se le escapan…

La globalización, apoyada en elementos como la unificación de la moneda, la universalización de una lengua de entendimiento común, o las políticas supraestatales, entre otros factores, merece en general consideración positiva. Pero no deja de entrañar evidentes riesgos. Entre ellos –lo apuntábamos desde el principio- la dificultad de asimilación, para el individuo y para la sociedad en general. Digerir cambios, no siempre sustanciales pero  sí complejos, a ritmo tan acelerado, resulta complicado; metabolizarlos sin riesgo, tarea sumamente difícil. Y pues es de suponer que la aceleración sobrevenida será cada vez mayor, duro lo tienen las próximas generaciones para asimilar los cambios y evitar el caos. Si se me permite la expresión coloquial, “que Dios les coja confesados”.

…………………………………………………

Se mueve el universo en órbitas constantesimages9D2V6FMP.jpg

que giran y se alejan, que vienen, van y vuelven

y nunca retroceden.

Avanzan en su giro estrellas y planetas;

cometas y satélites se desplazan en vuelo persistente,

se mecen, se acompasan, y en un ballet solemne ,

casi eterno, se cimbrean y ruedan en sus ejes,

mas nunca se detienen.depositphotos_104239184-stock-photo-gentle-surf-on-long-ocean[1]

 

Se suceden las olas, incansables, perennes.

El viento bambolea las ramas

en suave caricia o en brusca sacudida,

para afirmar al árbol y desechar las hojas

que cumplieron su ciclo; otras nuevas le crecen

en las yemas que se abren y aparecen

sobre la misma huella que dejaron las otras al caerse.

sin título

Todo cuanto en el seno de la naturaleza

se gesta, crece y muere,

nace y se desarrolla justo a tiempo, sin prisas ni vaivenes:

concepción, nueve meses, el parto, y una vida que alienta;

respiraciones leves y constantes,

al ritmo de latidos permanentes.

Correr cuando no toca, precipitar la marcha,1431612138_703847_1431612680_noticia_normal[1]

quemar etapas, empeñarse en insomnios importunos

cuando la vida duerme;

o afanarse, por absurdo egoísmo,

en detener con palos en las ruedas

la carreta que en libertad se mueve,

solo ansiedad produce;

angustia y estúpida impotencia,

sensación de vacío, inoperancia,

ineficacia ausente de frutos conseguidos se suceden.

 

Caminar, avanzar con paso firme,imagesk3oo2yhm

trazar el surco recto, con la mirada al frente,

la mano en la mancera, firme, constante y exigente,

sin saltos ni carreras a destiempo,

sin hurtarle al descanso el tiempo que merece,

sin negarle a la mente

la pausa para orear el pensamiento y concederle

la reflexión que alumbra, orienta en el camino

y al alma fortalece.

Caminar y avanzar, pero sin prisas.

Que saltar y correr dando traspiés,

precipitarse, quemar etapas,

no es forma saludable de perseguir la meta;

es llegar al final huero, vacío, y agostarseimagesdmjn3e6y

sin fruto que ofrecer. Es morir sin vivir,

es reventar la flor antes de abrir,

y verla sofocarse y marchitarse.

 

Anuncios
Publicado en Naturaleza | Deja un comentario

EL BUITRE ABANDONA LA CUEVA

GURTELPoco dura la alegría en casa del pobre. Parece que tampoco, al menos por esta vez, en casa del rico. Solo unas horas después de que el Presidente Rajoy respirara aliviado tras la pírrica victoria que supuso la aprobación de los presupuestos, se descuelga el Supremo con la abrumadora sentencia del caso Gürtel. Condenas que no por esperadas han resultado menos dolorosas para el PP. Pesadumbre directamente proporcional al alivio que han debido de sentir la pareja Iglesias-Montero, al ver relegadas a segundo plano las críticas sobre el ‘casoplón’ y la flagrante incongruencia que su compra representa.

SANCHEZY de inmediato ocurrió lo que era de esperar: el agazapado señor Sánchez salió de la cueva y le faltó tiempo para sacar pecho y buscar tajada. Poco parecen importarle la delicada situación nacional y la necesaria unión y fortaleza que el Estado requiere frente al desafío catalanista. Hay que mover el árbol, ahora que parecen asomar debilitadas sus raíces. Si hay que pactar, se pacta con quien tenga algún voto que ofrecer, venga de donde venga, tenga el color que tenga y derive en lo que derive. El caso es acceder al sillón presidencial y asegurarse una buena renta vitalicia. Si lo consiguió en su momento el incompetente Zapatero, llegaron a alcanzar prebendas semejantes el ínclito Puigdemont y un tal Kin Torra, aparecido de entre las sombras y de una calaña de indignidad difícilmente superable, ¿por qué renunciar a tal honor? En cualquier caso, del desaguisado que pueda seguirse será siempre menos culpable el pelele elegido que quienes, por razones manifiestas o espurias, movieron los hilos para encumbrarlo.

Quien esté libre de culpa, que arroje la primera piedra. Ciertamente, el poder corrompe. Ojalá quienes ahora esgrimen una pancarta de honradez y con toda razón la exigen de los actuales mandatarios puedan mantenerla enhiesta el día en que sea a ellos a quienes corresponda rendir cuentas.

A las resoluciones del caso Gürtel, habrá que añadir las de los Papeles de Bárcenas, la Púnica, la operación Pokémon, los casos Campeón, Bomsay, Inestur, Palmarena… y un largo etcétera. Sin duda el Partido Popular ha de sentirse cuando menos incómodo, ante tal lista de corrupciones y corruptelas, aunque el tiempo transcurrido desde que tales hechos tuvieron lugar alivie en parte la responsabilidad de los actuales dirigentes.

Pero, Sr. Sánchez, tampoco usted y su partido pueden sentirse orgullosos. En su debe tienen el multimillonario y nada lejano fraude de los ERE, los casos Mercasevilla, Invertaria, Fondo Jeremie, Bahía Competitiva, Matsa… y un también más que prolongado etcétera. Puestos a lavar, mejor comenzar por las propias manos, que siempre tenemos más cerca.

Y, señores del PSOE, anden con cuidado. Miren bien con quienes se asocian. Si no lesPODEMOS importa pactar con independentistas, que ya es bastante delito con la que está cayendo, miren por sí mismos. Cuidado con el abrazo del oso. No vaya a ser que los cantos de sirena que escuchan les lleven al naufragio. Existen hábiles depredadores que seducen a sus presas para acabar convirtiendo en desgarros lo que parecían tiernas caricias.

……………………………………………………..

Sobre la playa, la gaviota heridaBUITRE OTEANDO LA PRESA

se agita y lucha por alzar el vuelo;

viejos traidores la echaron al suelo,

pues la lastró su ambición desmedida.

 

De nuevo el buitre dejó la guarida

donde famélico estaba, y al cielo

se echó a volar, oteando con celo

aquella presa que siente vencida.

 

Los carroñeros su gesto jalean,

para el festín que se ofrece se aprestan

y los graznidos del buitre corean.

 

No sabe el buitre que días le restan

para que quienes su gesto palmean

vuelvan carroña las voces que orquestan.

 

 

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

BENDITA DISCAPACIDAD (A PROPÓSITO DE “CAMPEONES”)

Campeones[2]

Naciste cual nacieron tus hermanos,

del mismo acto de amor, del mismo vientre;

mas la naturaleza te fue esquiva,

y siendo, cual los otros, ser humano,

fuiste considerado ‘diferente’.

Se te calificó de error, de ser extraño

que ocultar a los ojos de la gente;

sin amor, sin futuro ni esperanza…

solo la de aguardar el que algún día

que algunos deseaban no lejano,

acabara llevándote la muerte.

Si hoy hubieras nacido, te aseguro

que nunca así te hubiéramos tratado.

Puede que tú no tengas la destreza

o el firme caminar de tus hermanos,

ni que seas igual de inteligente;

pero tienes el corazón de un gran gigante,

eres todo bondad, y das cariño

sin doblez ni egoísmo, a manos llenas.

Porque eres ingenuo e inocente,

generoso y veraz; y –cosa extraña,

gesto ‘anormal’ sin duda, tristemente-:

eres capaz, sin miedos ni tapujos,

de decir a la cara lo que sientes.

 

Publicado en Naturaleza | Deja un comentario

Enmascarados Terroristas Asesinos

DISPARO EN LA CABEZA

Despreciables alimañas, ratas de alcantarilla, que asoman a la espalda de la víctima y, tras lanzar el mordisco emponzoñado, vuelven a esconderse en las cloacas. No otra cosa han sido -y tras su reciente declaración demuestran seguir siendo- dirigentes, secuaces y amigos de ETA.

DECLARACIONES DE JOSU TERNERANi una petición de perdón, ni un gesto de arrepentimiento. Reconocen haber acabado “su ciclo histórico y su función”, porque no les queda otra. De ello se han encargado -lo saben muy bien- las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con el apoyo de todos los españoles. Y aseguran que “seguirán en su lucha por una Euskal Herría unificada e independiente”. ¿Desde dónde pretenden hacerlo? ¿desde las instituciones democráticas que ellos mismos han despreciado y atacado? Hasta ahí podíamos llegar. Nada más humillante para la dignidad del pueblo español que ver a uno solo de estos miserables asesinos ocupando un escaño desde el que esgrimirPROETARRAS EN EL PARLAMENTO apoyo democrático y lanzar impunemente sus proclamas independentistas. La manera más ladina e intolerable de tratar de reventar desde dentro lo que no han conseguido destruir desde fuera. Y lo más indignante es que esta circunstancia, que resulta de todo punto inaceptable, ya se está dando. ¿Cómo puede consentirse que esto ocurra? ¿es posible olvidar tan grande y reciente felonía?

MATANZA ETARRACentenares de víctimas vilmente asesinadas por defender o simplemente representar valores e instituciones democráticas, por tener alguna proximidad o afinidad con quienes ostentan tal representación o, simplemente, porque pasaban por allí, fuesen militares, policías, civiles, hombres, mujeres o niños. No importa de dónde brotara la sangre, con tal de derramarla. Centenares de familias destrozadas, millares de heridos, de mutilados en su cuerpo y en su espíritu. Centenares de viudas y de huérfanos. Millones de personas aterrorizadas, indignadas, unidas en el dolor de la impotencia. Un país agredido, pero que supo reaccionar, y al que el miedo, el pánico, el horror, no consiguieron paralizar y mucho menos vencer. Cuantos vivimos momentos como el del asesinato de Miguel Ángel Blanco -por citar tan solo uno de los casos más sangrantes- no podemos olvidar la inquina, la contumacia de los culpables y su desprecio ante la desesperación de las víctimas y la súplica de todos.

ETARRAS CON SU SÍMBOLO¿Y ahora vienen con estas? ¿qué esperan conseguir? Aquí no ha habido ningún conflicto entre dos bandos, señores; aquí ha habido tan solo una banda de criminales, sicarios a las órdenes de determinados y nunca confesados actores políticos, que han pretendido imponerse desde la violencia y el terror, porque argumentos no tenían con que convencer. Tampoco ahora los tienen. Así que no nos vengan con que han cambiado de táctica. Es que no les hemos dejado otra salida. Y entiendan bien cuál es esta, la única que les queda: entreguen sus armas y entréguense ustedes. Dispónganse a colaborar en el esclarecimiento de los casi cuatrocientos casos de asesinatos pendientes. Y sométanse a la justicia. Estoy seguro de que por dura que sea la condena, denotará bastante mayor clemencia que la que ustedes mostraron con sus víctimas.

………………………………………………………………………

 

Es noble el animal que, en busca de alimento,depredacion_animales[1]

a sus presas acecha, las persigue y ataca;

y aquel que por más fuerte, capaz e inteligente,

a los suyos protege y guía la manada.

De ser depredador, de seguir el instinto

que al nacer recibió de la naturaleza,

de ser temible fiera para aquellas especies

de las que se alimenta, nadie podrá acusarla.

 

Pero sí a la cobarde, la pérfida alimañaGuerrero_Alimaña_Skaven_01_por_Lucas_Hardi[1]

que se envuelve en el barro y las aguas enfanga,

que muerde por morder, disfruta haciendo daño

y por placer acosa, agrede, hiere y mata.

Son la ambición, la envidia, la frustración, el odio,

aquellos que lo mueven y alimentan su saña.

El desprecio merece, y no la compasión;

que el pie en el que mordió e inyectó su veneno

lo aplaste sin reparos y sin remordimiento.

Pues quien por egoísmo, por odio o por rencor

fue capaz de causar tamaño sufrimiento,

en justicia merece, como reparación,

desprecio, indiferencia, soledad, aislamiento…

y que quien lo sufrió y ahora lo alimenta,

aguantando la rabia y la sed de venganzaPRESO

y mostrando el respeto hacia sus semejantes

que él quizás nunca tuvo y que nunca mostró,

le inflija, de este modo, la pena más amarga:

olvido, menosprecio y el mayor deshonor.

 

 

 

Publicado en Sociedad | 1 Comentario

¿COMPENSA SER MADRE?

No lo puedo evitar. Me indigna el desafortunado mensaje publicitario de la ONCE, en FRUSTRACIÓN MADREvísperas del día de la madre, en el que, tras varias secuencias sobre supuestas actitudes egoístas de hijos jóvenes o adolescentes, se plantea a la madre tal interrogante para acto seguido espetarle: claro que compensa, pues –se deduce- con el sorteo de lotería promovido para la ocasión, alguien –puede que tú misma- conseguirá hacerse millonario.

FRUSTRACIÓN PADRELa ocurrencia no es nueva: idéntico reclamo se utilizó en las semanas que precedieron, este mismo año, a la celebración del día del padre. El a mi juicio bochornoso recurso de marketing me hubiera dolido en cualquier caso, viniera de donde viniera; pero resulta más lacerante si cabe, cuando quien lo utiliza es una institución cuya obra social ha merecido desde su fundación merecidos elogios.

Entiendo que quienes apostaron por la cuña publicitaria tenían muy claro el objetivo propuesto por los responsables que les hicieron el encargo: la mayor venta posible, para el mayor beneficio posible. Objetivo que en sí mismo no resulta recriminable, más cuando tales beneficios se suponen encaminados a una noble causa. Pero el fin no justifica necesariamente los medios, y no es lícito pretender ganar voluntades a cualquier precio. Claro que compensa ser madre; pero por razones muy distintas a la que esgrime el spot publicitario en cuestión.

Vivimos tiempos difíciles. Es evidente la paulatina pérdida de valores. Todos somos conscientes del abandono de principios que siempre fueron considerados necesarios para el equilibrado desarrollo de la persona y de la sociedad. Principios éticos básicos, que favorecen la normal convivencia y el ejercicio y protección de derechos y deberes. Pero cuando se enfatiza de manera desproporcionada el interés por alcanzar el éxito social, el poder económico o político y el bienestar personal a cualquier precio, habrá que aceptar que nuestra sociedad está, tristemente, enferma.

He ejercido como educador más de cuatro décadas, y creo contar con la experiencia suficiente para reconocer tal amenaza. Es cada día más palpable la preocupación de padres, maestros, autoridades… ante la falta de motivación de los adolescentes y jóvenes por algo que no sea el éxito social y económico. Y me temo, aunque me resista a reconocerlo, que en gran parte son responsables de tales actitudes quienes, seguramente con la mejor intención, han pretendido conseguir para sus hijos una vida fácil y cómoda, con las menores carencias posibles, y no han escatimado tiempo y esfuerzo para conseguirlo. Ahora, a la vista de los resultados, de actitudes perezosas y hedonistas, sin la menor tolerancia a la frustración, no vale lamentarse; es preciso ponerse manos a la obra y tratar de minimizar los daños. Difícil va a resultar la labor, si los mensajes que reciben nuestros jóvenes son, cuando menos, ambiguos y en muchos casos contradictorios.

Por ello, y volviendo al origen de esta reflexión, se comprenderá que me indigne ante la provocación que supone la utilización del día de la madre con manifiesta intención comercial, y salga al paso con una clara declaración de intenciones: por supuesto, señores de la ONCE, que merece la pena ser padres; pero no porque la celebración de tan honrosa condición les permita aumentar los márgenes de beneficios, sino porque pocos regalos más dignos y gratificantes puede ofrecernos la naturaleza que el de la concepción y crianza de los hijos, por difícil que pueda resultar y a pesar de las incomprensiones o de las actitudes egoístas y desagradecidas que en el desarrollo de aquella se puedan encontrar.

Vaya desde aquí –puede que con excesiva antelación, pero con la mejor intención y a modo de desagravio– nuestra felicitación a todas la madres:

MADRE

Ser madre es un privilegio,

un regalo que le hace la madre naturaleza

a quien tuvo la fortuna de haber nacido mujer,

y quiso asumir el riesgo con decisión y firmeza

y tener la fortaleza

para aceptar el encargo que se le vino a ofrecer.

Ser madre es un privilegio,

un destino que requiere especiales condiciones:

un seno en que alimentar, albergar y proteger

al bebé al que con esfuerzo, y tesón conseguirá,

tras larga y fecunda espera de esforzada gestación,

tener, con dolor de parto,

el inestimable gozo de hacerlo al mundo nacer;

dos pechos con que ofrecerle el necesario alimento

y las defensas precisas para medrar y crecer;

dos brazos, firmes y blandos,

a la vez tiernos y fuertes,

con que abrazarlo y mecerlo, sin peligro sostenerlo

abrazado en el regazo, apoyarlo sobre el suelo

cuando le llegue el momento

de dar sus primeros pasos,

o colocarlo en el lecho, cantarle una dulce nana,

acunarlo y arroparlo;

dos ojos con que mirar vigilar y proteger,

al hijo que entre pucheros va aprendiendo a sonreír;

y labios dulces y tiernos con que cubrirle de besos

al tiempo que lo acaricia y bendice a quien le dio

tan enorme privilegio.

PADRE

Felicidades, mujer,

en este día especial en que celebras ser madre.

Comparte este inmenso gozo

con quien, estando a tu lado,

ha conseguido tener la fortuna de ser padre.

A él también le corresponde la crianza de los hijos;

le cabe la inmensa suerte de compartir tus afanes

y disfrutar junto a ti

la alegría y la emoción de ver al hijo crecer.

Que aunque no alcanzó el favor

de llevarlo en sus entrañas,

algo hubo de aportar;

y aunque no sufrió el dolor de gestar y de parir,

ni alcanzar pudo el honor que tal esfuerzo concede,

sí le cupo el de abrazarte y contigo concebir.

 

                                                      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Naturaleza, Sociedad | 1 Comentario

MEDICE, CURA TE IPSUM

“No te acerques, que me tiznas”, dijo a sartén al cazo. Estaba tardando el señor Maduro en pronunciarse. Lo ha hecho, a favor de los independentistas catalanes, imagesUHOVNRDJaunque escondido tras su hombre de confianza, Jorge Arreaza, otrora vicepresidente y desde hace tres meses Canciller de la “república bolivariana”. “Esperamos –dice este en un reciente tweet- que el gobierno español respete los derechos humanos y políticos de los presos de conciencia y que la democracia se imponga”.

De “presos de conciencia”, seguro que entiende bastante el personaje: presos de la mala conciencia de sus dirigentes están los miembros de la oposición a los que desde hace años mantiene amordazados y silentes el gobierno venezolano. Y sujetos como este se atreven a dar lecciones de ética política. ¿Habrase visto tamaño desahogo?

Claro que era de esperar. Ya se sabía que el señor Maduro y su cohorte apareceríanECHENIQUE_NoticiaAmpliada[1] entre los contados defensores que los secesionistas catalanes tendrían en el ámbito internacional. Bastaba mirar hacia quienes, asesores primero y defensores después de los políticos bolivarianos, siguen sus pasos y tratan de implantar parecidas políticas en nuestro país. Auténtico cáncer que, a la vista está, ha comenzado a roer nuestras instituciones. Estos, los señores –y señoras, faltaría más- Iglesias, Echenique, Colau, y un largo etcétera, hablan de presos políticos, y de golpe a la democracia.

No invirtamos los términos. Golpe a la democracia, desde luego. Claramente golpistas quienes, desde el desprecio a las leyes e instituciones establecidas, tratan de secuestrar la voluntad de los españoles y de resquebrajar su integridad. Y quienes hoy están imputados por ello –no confundamos- son políticos presos, no presos políticos.

OUE2JD4WNo consigo entender –y os aseguro que lo intento- cómo se compadece el declararse independientes y al margen de las leyes e instituciones españoles, con el hecho de, a renglón seguido, autoproclamarse candidatos a las elecciones autonómicas convocadas por el propio Estado español. Una contradicción más que añadir a las actuaciones falsarias a que nos tienen acostumbrados.

Tengo el convencimiento de que la fuerza de la ley y la firmeza del Estado en defenderla acabarán imponiéndose sobre quienes mantienen su sueño independentista y sobre quienes, por espurias razones, bastante alejadas de las que demagógicamente esgrimen, tratan de amparar sus veleidades en el separatismo y alejar el riesgo de actuaciones judiciales que desde hace años –por el tres por cent o por otros inconfesables motivos- vienen persiguiendo a algunos próceres que les amparan y jalean.

Desde mi condición de español, me duele el daño que toda esta sinrazón está infligiendo a Cataluña. “Me duele España”, decía Unamuno. Nos duelen a todos los images5NMPGEI8españoles el acoso, las vejaciones, el ninguneo a que los catalanes constitucionalistas se han visto sometidos durante décadas. Nos duele ver cómo se instrumenta la educación para un manifiesto e inadmisible adoctrinamiento. Nos duele presentir el progresivo deterioro social y económico de una región española que todos hemos mimado –desde luego no esquilmado- y que se encamina hacia una severa recesión y, lo que es aún peor, al enfrentamiento entre amigos y hermanos.

Cataluña viene siendo desde hace semanas asunto monotemático en los medios de comunicación y en tertulias y conversaciones. Es raro el minuto en que no recibo por WhatsApp mensajes relacionados con lo que está sucediendo en Cataluña: sesudas reflexiones y sentidas emociones, algunas; hilarantes memes y grotescas humoradas, las más. Resulta muy triste todo ello, por mucho que tratemos de encontrar en el humor una válvula de escape que alivie la indignación y la preocupación que nos invade.

españaConfiemos, repito, en que se impondrá la fuerza de la razón. Brindemos nuestro decidido apoyo a los catalanes de buena fe. Y a los ‘salvapatrias’ que siempre aparecen, particularmente en momentos críticos como el que ahora sufrimos, y que desde dentro o fuera de nuestras fronteras reclaman derechos que ellos mismos pisotean, conviene recordarles lo que ya los romanos esgrimían como sabio consejo: Médico, cúrate a ti mismo.

………………………………………

¡Aparta!, le dijo la sartén al cazo.

¡Anda más aprisa!, el cojo ordenaba

al que por delante firme caminaba,

y a quien, por envidia, sujetaba el brazo.

 

Del otro en el ojo veía un pedazo

de delgada paja, quien tan ciego estaba

que la enorme viga que el suyo albergaba

de rencor y odio, a ver no alcanzaba.

 

Sucede a menudo que algunos tipejos,

que por sus defectos callarse debieran,personalidad[1]

sin empacho alguno regalan consejos.

 

Más les convendría, si seso tuvieran

y en vez de orejeras usaran espejos,

seguir el consejo que a otros les dieran.

 

 

 

 

 

Publicado en Naturaleza | Deja un comentario

EN HOMENAJE A LA BANDERA

“No hay mal que por bien no venga”, asegura la sabiduría popular. Y parece que, una vez más, hay que dar la razón al refranero. De mal sobrevenido hemos de calificar el intento de secesión protagonizado por los independentistas catalanes; y de bien provechoso, sin duda no pretendido por quienes lo secundan, la reacción patriótica que ha provocado.

BANDERASLos símbolos son algo más que su significante: importa el significado que comportan; bandera e himno representan el sentir de un pueblo, y en ellos se identifican raíces, historia, cultura, y proyectos de una colectividad.

He de reconocer –creo que no seré el único en hacerlo- la sana envidia que produce comprobar el respeto que gentes de otros países manifiestan hacia sus símbolos nacionales, el orgullo con que muestran su bandera y el énfasis que ponen a la hora de interpretar su himno, dentro y fuera de casa.

Hace unas décadas, en los inicios de la transición, grupos de la derecha radical trataronCaso-Blanquerna-El-abogado-de-Sánchez-Llibre-fue-simpatizante-de-Fuerza-Nueva-en-Barcelona[1] de apropiarse nuestra bandera, la que a todos nos representa, e hizo que quienes la ondeaban sin empacho alguno en mítines o manifestaciones llevaran a identificarla por muchos como símbolo fascista. Aunque en descargo de quienes así lo sintieron, conviene hacer constar que la que entonces se esgrimía por tales grupos extremistas exhibía, sobre el rojo y gualda, un escudo identificable con el régimen dictatorial que dejábamos atrás. Lo que para quienes no vivieron aquellos años resultará, sin duda, sorprendente, ha revertido, afortunadamente, con el desarrollo de la democracia y hoy es el escudo constitucional quien preside nuestra bandera.

DOCU_GRUPOPero la eclosión que en estos días está teniendo lugar, la proliferación de banderas en calles y balcones, la emocionada exaltación con que se ven ondear, habrá que agradecérselas a los secesionistas; como habrá que atribuir a una clara reacción a su propósito separatista la abierta exaltación del sentimiento patriótico y el manifiesto respaldo de instituciones nacionales e internacionales al estado de derecho y al marco constitucional. Es de esperar que todo ello suponga una eficaz vacuna contra el virus independentista que en ocasiones trata de asomar y que permanece latente en determinados ámbitos políticos.

Vaya con este poema mi tributo y homenaje hacia nuestra bandera.

Es la bandera símbolo que encierra

la historia y la cultura que mamamos,

la gloria y el honor que conquistamos,

las raíces que hundimos en la tierra.

 

Respeta a las demás, y no destierra

los derechos de pueblos soberanos

que prefiere en la paz sentir hermanos

a enfrentarse con ellos en la guerra.

 

Ondearán mil banderas en balcones2243017_0.jpg[1]

con la enseña, por todos respetada,

de mil pueblos, comarcas o regiones.

 

Mas no pretenderá ser aceptada

la que quiere apartar y hacer jirones

a aquella que merece ser honrada.

 

Publicado en Cultura, Sociedad | Deja un comentario