FELICIDADES, PAPÁS

dia_del_padre_2[1]Hoy es el día del padre. Y lo es, como el de la madre, desde mucho antes que el calendario se cubriese de fechas conmemorativas o reivindicativas. Por cierto, nos haría falta un nuevo Josué que ralentizase la marcha de los astros, para añadirle al año algunos días más; o muchas reivindicaciones se quedarán sin fecha.

Felicidades a todos los ‘papás’. La ocasión lo merece. No estará de más que quienes contamos entre nuestras prerrogativas la vitola de padre de familia, celebremos esta condición que, sin duda, nos honra. Ser padre no es cualquier cosa, es uno de los principales estímulos en esta difícil singladura salpicada de exigencias que es la vida. Condición, la paternidad, que fortalece la relación de pareja, da sentido al esfuerzo mantenido, prolonga nuestra existencia y nos procura permanecer en el recuerdo de la colectividad, al menos un par de generaciones.

Hoy es un buen día para la reflexión. La mía, en forma de acróstico es la que sigue, y que recoge, sin ánimo de intentar ser exhaustivo, cinco factores de cualquier paternidad responsable.

flat,800x800,075,f[1]rotección. Imprescindible en los primeros años, necesaria a lo largo del desarrollo de los hijos, y nunca desdeñable. Estar al quite y echar un capote, siempre que se nos solicite; o, si la ocasión lo exige, antes incluso de que se nos requiera.

cut-out-vinyl-letter-a_large[1]mistad. Difícil tarea, la de ganarse el afecto de los hijos y conjugar con medida cariño y respeto. Amigos, no ‘amiguetes’. El amiguete aplaude siempre, comparte saraos y aventuras, está siempre en las maduras y difícilmente se le encuentra en las duras. El amigo nunca se esconde; advierte del peligro; y aplaude, corrige o vitupera, con la necesaria franqueza.

letter_d_by_hillygon-d9j3muk[1]iálogo. Pasaron, a Dios gracias, los tiempos en que el padre no entraba en el mundo del hijo, por temor a que ponerse a su altura le hiciera más pequeño. El hermetismo, la actitud hierática y distante no hacen al padre mejor ni mayor.

flat,800x800,075,f[1]eferencia. Vivimos una sociedad que parece haber optado por dejar al margen cualquierlimites-de-padres[1] valor que no sea el progreso personal. Tenemos un patrimonio familiar que mantener, y que no es precisamente material. Seamos para nuestros hijos clara referencia de principios éticos, morales y –si somos creyentes- religiosos.

ught-iron-house-letter-e-LET-E-2[1]jemplo. Y seamos, intentémoslo al menos, imagen clara de esos referentes. Nada más honroso y satisfactorio para un padre que ser el espejo en que los hijos se miren para ver plasmadas en la realidad aquellos principios y valores que procuramos transmitirles.

…………………………………….

Es la madre quien sufre el embarazo,

quien soporta del parto los rigores

y entre espasmos, gemidos y dolores

recibe a la criatura en su regazo.

 

Es también quien le da el primer abrazo,

lo amamanta, lo arropa en sus calores,483[1]

lo cubre de caricias y favores

y estrecha entre los dos un fuerte lazo.

 

Pero también el padre es arte y parte

del honor de alumbrar la nueva vida

y de haber de velar por que prospere.

 

Eres padre, tu hijo te requiere;

tu atención responsable y mantenida

le enseñará a quererte y respetarte.

………………………………….

 

Responsabilidad y honor, los de ser padre.20090316170730_mans220jpg[1]

Protege la semilla que sembraste:

florecerá la rama que cuidaste,

y ‘abuelo’ será un nombre que te cuadre.

Publicado en Naturaleza | 2 comentarios

¿HASTA CUÁNDO, SEÑORES?

Es actitud frecuente, a la hora de aceptar o eludir responsabilidades, y ante la evidencia del tropiezo, echar la culpa al empedrado. Todo menos admitir el error.

A nadie puede extrañar que las promesas electorales queden, en mayor o menor medida, sin cumplir. Forma parte del juego político. Tampoco, que muchos proyectos, nacionales, 1481657469_443026_1481658372_noticia_normal1autonómicos o locales, acaben quedándose en el tintero. Pero resulta difícil explicar que al menos un 40 por ciento del presupuesto municipal –cifra reconocida, que en buena lógica será en la realidad bastante mayor- de nuestra querida Capital, haya quedado, a lo largo del 2016, sin ejecutar.

Entendemos que la buena administración no consiste solo en reducir gastos, sino muy principalmente en saber gestionar los dineros. Y hay que suponer que cuando se hicieron los presupuestos para el año que acaba de concluir, trataron de ajustarse a las necesidades de Madrid y de los madrileños. O así nos lo vendieron, porque esta es la razón fundamental por la que religiosamente apoquinamos cada año nuestra contribución. ¿O va a resultar que más de la mitad del esfuerzo económico requerido resultaba innecesario?  Bueno, en este caso es posible que en el 2017 no haya que contribuir en absoluto, sino que los gastos se cubran con el sobrante del anterior ejercicio. Mucho me temo, y con toda seguridad también ustedes, que no va a ser así.

Desajuste en los presupuestos, ejemplo de clara incompetencia, el que ofrecen los actuales 11rectores de nuestra ciudad, y que, tristemente, es solo un claro ejemplo que hace patente la impericia –no me atreveré a decir la incapacidad- de algunos de los dirigentes –espero que solo algunos- de nuestro país.

El cielo de la política es cambiante y difícilmente previsible. No es raro ver aparecer negros nubarrones en el horizonte, que amenazan tormenta y que a buen seguro acabarán remojándonos. Se les ve venir. Pero estamos tan deseosos de ver amanecer, que preferimos ignorarlos. No perdemos la esperanza, y continuamos expectantes: algún resquicio habrá por el que logre hacerse paso un rayo de esperanza. Siempre cabe esperar una ráfaga de luz que consiga deslumbrarnos; otra cuestión será la consistencia de la fuente en la que nazca. Y esto solo el paso del tiempo lo habrá de dejar al descubierto.

Hemos vivido años de escepticismo y desconfianza. La ilusión de la naciente democracia se ha ido debilitando, como se ensombrece la euforia del adolescente y del joven al llegar la madurez. Es normal que así sea, y que afloren la rutina o el cansancio, excelente caldo de cultivo para el populismo y la demagogia.

Prometer es fácil; comprometerse, no tanto. En los tiempos que corren es fácil dejarse images7cautivar por cantos de sirena que ofrecen soluciones fáciles y novedosas a viejos y complejos problemas. Es preciso estar en guardia y buscar el equilibrio. Ni la extrema sensatez que conduce al inmovilismo, ni la pretendida revolución que acaba arrasando lo que se construyó con esfuerzo.

Afortunadamente, el tiempo da y quita razones y acaba poniendo a cada cual en su lugar. Va siendo hora de hacer balance y sopesar lo conseguido. Adiós a los desahucios, a la corrupción, a los privilegios, al nepotismo y el amiguismo, a la indigencia, a la suciedad, al postureo…, escuchábamos camino de las urnas. Muchos lo creímos, necesitábamos creerlo.consejo_ciudadano_de_podemos-pablo_iglesias-inigo_errejon-espana_113999787_3164422_1706x9601

Mientras el tiempo corre y persiste la niebla, y mientras nuestros políticos buscan acomodo y se tiran los trastos a la cabeza, dentro y fuera de casa, seguiremos mirando al cielo y esperando. ¿Hasta cuándo, señores?

………………………………………………..

Buscar el bien común es fin loable;

denunciar la opresión y perseguirla,

reclamar la justicia y exigirla,

es labor meritoria y respetable.

 

Pero no será digno ni encomiable

sembrar falsa esperanza y esgrimirla

ante quien necesita recibirla,

pues no detiene el hambre el gesto afable.

 

Siempre ha habido en la historia salvadores

que vienen a mostrar su rostro amableimages7phwulq0

y a ofrecernos sus brazos redentores.

 

Mas nunca será digno ni honorable

tender la mano a cambio de favores:

servirse y no servir, es despreciable.

 

 

 

 

Publicado en Sociedad | 1 Comentario

ENTRE TODOS LA MATARON… Y ELLA SOLA SE MURIÓ

La expresión es rotunda. El saber popular es así, contundente y directo, sin remilgos, regates ni timoratos eufemismos. Espero sepan ustedes disculpar si no resulta políticamente correcta, pero creo conviene bastante a nuestra reflexión y al comentario que de ella se desprende.

En estos días hemos sido testigos, no sin sonrojo, del giro copernicano que ha sufrido elR6.jpg testimonio -esperemos que también la opinión- de significados personajes, en torno a la figura de doña Rita Barberá, recientemente fallecida y a quien Dios tenga en su gloria. Vaya por delante nuestro más sentido pésame a sus deudos y allegados.

Ciertamente, en este nuestro país solemos tratar bien a los muertos. Lo cual no es mala cosa. Pero en ocasiones, las alabanzas y reconocimientos póstumos no impiden dejar al descubierto las vergüenzas. Y eso es lo que hemos sentido estos días ante determinadas actitudes: vergüenza ajena.

r3Vergüenza ante incalificables declaraciones de quienes niegan el pan y la sal a cuantos no pertenecen a su cuerda, y que ni siquiera son capaces de mostrar un mínimo de sensibilidad ante el dolor ajeno, si es el adversario quien lo sufre. Actitudes, como las de los Sres. Iglesias, Garzón o Monedero y las de servidores a quienes estos llevan del ronzal, que nos conducen a la náusea y arrancan de nosotros la más absoluta repulsa. Nadie les ha pedido un homenaje; simplemente, un mínimo de humanidad. Pero en esta como en muchas otras ocasiones, demasiadas ya, parecen quererse instalar en nuestra quebrantada sociedad el despropósito, la grosería y la más deleznable zafiedad.

Y vergüenza ajena ante quienes fueron capaces de negar a la amiga y compañera y darle lar2 espalda; de salir huyendo hacia la orilla y dejarla a merced de las olas cuando sombras de tormenta asomaban en el horizonte. Ahora parecen lamentarlo, y quiero creer que su tristeza obedezca a un honroso sentimiento de culpa, y no al temor de que el oleaje producido por los recientes acontecimientos luctuosos pueda de nuevo salpicarles.

Hace algunas décadas, cuando la ignorancia de las gentes era mayor y los conocimientos sobre medicina más exiguos, se hablaba de ‘cólico miserere’, ante un episodio de irremediable peritonitis; de un ‘ataque al corazón’, para referirse a lo que hoy conocemos como ‘infarto de miocardio’. Y de ‘morirse de pena’, cuando una crisis depresiva ganaba la batalla al corazón.

r4Doña Rita Barberá se ha muerto de pena. Ciertamente se trataba de una persona de edad, y seguramente no gozaba de una salud de hierro. Su corazón no tenía el vigor y resistencia que da la juventud. De otro modo, es muy posible que hubiera resistido. Pero a nadie se le escapa que han sido muchos los golpes recibidos, de mano de quienes no han perdido ocasión de zaherir su integridad psíquica y moral siempre que han creído encontrar el mínimo resquicio para hacerlo. Pero todo hubiera resultado más soportable si quienes por afinidad política estaban en su campo, quienes habían acompañado con euforia sus éxitos y habían saltado al unísono con ella en el balcón del ayuntamiento, movidos por el entusiasmo popular y los honores que entonces recibía, ahora la hubieran arropado.

Es lugar común que la llamada ‘izquierda’ política siempre se ha arrogado, seguramente R7.jpgsin causa suficiente, cierta superioridad moral. Cuestión, sin duda, discutible. Pero en lo que manifiestan clara superioridad y nadie puede negar a quienes militan en ella, es la de hacer causa común con quien, siendo de los suyos, se encuentra en entredicho. Algo tendrían que aprender en este sentido determinados grupos políticos. La calle es de todos; todos tienen igual derecho a alzar la voz y hacerse oír, cuando la razón asiste y la integridad personal o de grupo se siente amenazada. Restringir la denuncia a debates políticamente correctos, en medios y círculos afines, no es -está sobradamente demostrado- bagaje suficiente.

No es de recibo la doble vara de medir que se ha instalado en nuestra sociedad. No es de justicia que se sacrifique a determinadas personas y se las utilice como chivo expiatorio para tranquilizar la opinión pública y mostrar aparente rectitud en la aplicación de la justicia, mientras delincuentes de guante blanco permanecen tranquilos en casa, respaldados por cuentas millonarias y al abrigo de cualquier juicio mediático. Ojalá la r5sacudida emocional que ha significado la muerte de doña Rita sirva para concienciar a una sociedad, que se dice protegida por un estado de derecho, sobre la necesidad de mantener la presunción de inocencia; y a los representantes de la ‘nueva política’ a no ejercer de redentores y a bajar el listón de la exigencia. No se puede, al menos no se debe, descalificar y degradar a nadie por el mero hecho de ser objeto de denuncia, ni -si me apuran- por la sola imputación. Son demasiadas las personas que han visto mermado o destruido su honor, su dignidad y su posición social por denuncias o querellas falladas a favor o sobreseídas. Tengamos, se nos debe a todos, un mínimo de sensatez. Yo pido para mí y para los míos, para mi país, una sociedad equilibrada: ni laxitud y permisividad tales que conduzcan a la injusticia y el desorden, ni una actitud inquisitorial que condene al individuo antes de juzgarlo. Más, si esta condena no tiene otro objetivo que mostrar ante posibles electores un rostro aparentemente inmaculado o la imagen de salvador justiciero que obtenga dividendos en las urnas.

Entre todos la mataron y ella sola se murió. Sola, sí, en la más absoluta soledad, aunque se viera permanentemente envuelta por cámaras, acosada por paparachis o supuestos vindicadores, o  en circunstancias ocasionales, de viejas espaldas conocidas. No es precisamente la espalda quien puede ser capaz de mostrar el gesto amigo que dice proteger y acompañar.

………………………………………..

¡Hosanna! y ¡Crucifige! son gritos que se escuchan,

Incomprensiblemente, de las mismas gargantas,

para encumbrar a aquellos a quienes concedimos el máximo respeto

y luego colocamos al pie de los caballos.

Nadie es jamás tan bueno que pueda merecerse la máxima indulgencia,

ni tan abominable que haya de ser lanzado, sin redención posible, a las tinieblas.

 

Siempre habrá quien ejerza de chivo expiatorio

y cargue en sus espaldas la culpa que a todos avergüenza.

Se verá acorralado, y llevado en volandas al pie del tabernáculo,

para servir de víctima e inclinar a los dioses a que sean propicios.

Serán sus pensamientos su sola compañía,

y solo ante sí mismo actuará su inocencia de firme valedor.

No eran losas de piedra sino arenas y barro

el suelo que pisaba y al fin le salpicó.

 

Aquellos que otro tiempo estuvieron sentados a su mesa,

que felices vivieron gozando su favor,

y que votos hicieron y luchar prometieron por una misma causa,

hoy ocultan sus rostros, se apartan y se agachan,

y niegan al amigo que en el ara se afana

por evitar las burlas, la angustia y el dolor.

 

¡Hosanna!, ¡Crucifige!, son voces que acompañan

al que ofició de amigo y luego fue ignorado,

que otorgan los honores y luego los empañan

según sean los vientos favorables, se aproxime el tornado

o la calma prometa prosperidad y honor.

 

Hoy la víctima se alza, al pie del sacrificio.

No reclama clemencia ni se humilla para implorar perdón.

Solo pide justicia de quienes la proclaman,jesus%20cordero%20de%20dios1

se erigen en profetas y limpios redentores

y esconden y protegen, a cambio de favores,

a pérfidos, malvados, felones y ladrones

que por sus malas artes, mentiras y traiciones

se hicieron acreedores al desprecio,

la ausencia de piedad y el deshonor.

Publicado en Naturaleza | 1 Comentario

¡YA ESTÁN AQUÍ LAS NAVIDADES!

 

Ya están aquí las navidades!

Prepárensano-novo1e, señores.

Ya sabemos que falta mes y medio;

pero es preciso hacer las previsiones,

lo saben las agencias de viaje y el comercio.

Pronto recibirán la extraordinaria:

paga efímera, sí, mas –se asegura- necesaria

para hacer funcionar la maquinaria

de la nueva cultura y el progreso.

 

sorteo-navidad-34078350381¡Ya están aquí las navidades!

Lo primero, el sorteo. Comprar algunos décimos,

y esperar confiados algún premio;

en cualquier caso, podemos esperar a la del Niño;

si tampoco Fortuna se muestra favorable,

nos quedará el recurso

de esgrimir la salud como consuelo.

 

Luego vendrá la nochebuena, las felicitaciones y el dispendio:cena-de-nochebuena

el marisco, los dulces y el cordero,

Siete días después, la nochevieja: las uvas, el champán,

y estrenar con resaca el año nuevo.

regalos-de-reyes-arbol-de-navidad-20111Y a preparar los Reyes. Si no queda dinero

y la extra no diera para tanto,

seguro que podrá echar una mano

la tarjeta de débito o de crédito.

 

¡Ya están aquí las navidades! , oigo.

Y me pregunto: ¿la Navidad no es eso

de celebrar el nacimiento

de alguien que vino al mundo envuelto en la pobreza,

nos entregó un mensaje de sobriedad y esfuerzo generoso,

y rubricó el mensaje con su ejemplo?

 

Espero la respuesta y se me dice:

“Está usted en lo cierto,

fiesta-sorpresa-cotillon-mujer-confetti-regalos1pero los tiempos cambian; ahora lo que importa

es disfrutar las horas que vivimos

y buscar ser feliz a cualquier precio.

Es un mensaje claro y bien sencillo.

Intente comprenderlo,

en lugar de romperse la cabeza

con serios y profundos pensamientos”.

 

………………………………………

 

Cierro los ojos y trato de enfocarlos hacia dentro.nacimiento-de-jesus21

Se me estremece el alma, cuando pienso:

¿qué nos está pasando, cuando somos capaces

de convertir lo más sagrado en un pretexto?

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

INGELIGENCIA Y OPORTUNIDAD

Oportunidad e inteligencia, dos capacidades que van de la mano; las carencias en cualquiera de ellas reflejan escasas condiciones en la otra. Nadie más inoportuno que el necio, y no cabe mayor necedad que empeñarse en hacerse notar cuando no corresponde.

No es el día del cumpleaños el más indicado para leer la cartilla al hijo, ni se le ocurre al cobrador del frac hacerse presente en medio de la celebración el día de la boda. Para todo hay un momento y un lugar. El qué es importante, pero no lo son menos el dónde, el cómo y el cuándo.

images11X1JG4Q.jpgLa apertura de las Cortes en el inicio de una nueva legislatura es, ha de serlo, un día de celebración para cuantos creemos en la democracia. Y más cuando, como en la que ahora se inicia, ha costado tanto romper la inercia y poner el carro a caminar. Al margen del color de los escaños, quienes los ocupan son, en buena lid, representantes de la soberanía popular. Y es de ciudadanos responsables otorgarles el respeto que merecen.

Pero el escaño no es tarima ni escenario. Hay que saber diferenciar el mitin del debate parlamentario. Y a quien no sepa distinguir, habrá que enseñarle. Eso, o apearlo y enviarlo, con todos los honores, a hacer campaña permanente.

images7dcgv5roNo ya como español, sino como persona mínimamente educada, siento vergüenza ajena al observar determinadas actitudes: vergonzoso postureo que va desde la indumentaria deliberadamente descuidada al gesto soez, la palabra gruesa o el insulto. Quiero confiar en que imágenes imagesmpooehlhcomo las que algunos representantes de la ‘nueva política’ vienen protagonizando en el hemiciclo se eviten al resto del mundo. Y bien iremos si la cosa no va a más y un día de estos –ya lo hemos observado en imágenes de otros parlamentos- vemos a nuestros diputados llegar a las manos.

imagesxklnfk39Señor Cañamero, no hace falta que nos diga que usted no ha votado a ningún rey. Ya lo suponíamos. Pero lo cierto es que lo que usted haya hecho o dejado de hacer en ese sentido importa bien poco. Importa que la mayoría de los españoles dijimos sí a la monarquía parlamentaria. Y la voluntad de la mayoría –usted y el resto de diputados deberían saberlo- es ley en cualquier democracia que se precie. Acepte el régimen que nos hemos dado y que usted ha querido reconocer por el hecho de presentar su candidatura. Entiendo que no le guste. Pero tiene dos opciones: cambiar de país o morderse las uñas.

Señores diputados, hay que saber diferenciar –me consta que una gran mayoría de ustedesimagesnwgjjc6k saben hacerlo- el pasquín y la pancarta del proyecto de ley y el documento en que este se refleja; el discurso mitinero, del debate argumentado; la demagogia que promete soluciones fáciles a problemas complejos, cuando no insolubles, del esfuerzo compartido por mejorar las estructuras y perseguir, dentro de ellas, el beneficio de los ciudadanos.

Quienes se negaron al aplauso al término de la sesión, están en su derecho de hacerlo. Pero quisiera reflexionasen sobre el hecho de que el aplauso no iba dirigido únicamente al Rey, Jefe del Estado y representante legítimo de la voluntad popular, sino a la democracia que se hace visible en el Parlamento. Aplauso de merecido reconocimiento hacia quienes con no poco esfuerzo, y en ocasiones tras larga y penosa andadura política, alumbraron nuestra Constitución y ampararon en ella justicia y libertades. Y aplauso hacia quienes les elegimos imagesyf9b7xqea ustedes como representantes, les otorgamos nuestra confianza, tratamos de compensar su esfuerzo con una retribución digna y esperamos, en justa correspondencia, su laboriosa dedicación. Ya no es tiempo de campaña, enfrentamiento y proselitismo; toca arremangarse y ponerse a trabajar. ¿O es que algunos habían creído otra cosa?

……………………………………………………….

Hoy nuestro Parlamento está de gala,

pues echa a andar nueva legislatura;

hoy nuestra democracia, ya madura,

celebra que, tras varias elecciones

y al margen de egoístas pretensiones,

se haya logrado al fin la investidura

de un nuevo Presidente.

 

Rey, Senado y Congreso están presentes

para aplaudir, en nombre de las gentes

que les dieron su apoyo, la fortuna

de tener unas leyes que protegen

justicia y libertad.

Y es hora de agradecer a los que, ausentes

-pues hace tiempo ya que lo lograron-

consiguieron aunar las voluntades

y ofrecernos un marco de igualdades,300px-constitucion_espanola_de_1978-_primera_pagina1

derecho y dignidad.

 

No es momento de mitin ni campañas;

hoy toca serenar las voluntades,

aunar esfuerzos, desterrar falacias,

esgrimir verdades

y alegrarnos de ver en nuestra España,

al margen de actitudes despreciables

que al honor estorban pero no lo empañan,

el claro triunfo de la democracia.

Publicado en Naturaleza | 1 Comentario

¿HUELGA DE ‘DEBERES’?

images7Casi medio siglo de experiencia docente me concede cierta autoridad para reflexionar sobre el tema y dejar constancia de mi opinión al respecto. Se habla de ‘huelga de deberes’. Más propio sería hablar de ‘huelga contra los deberes’. Estos, que yo sepa, no tienen entidad para tomar decisiones; sí, quienes decidan optar a favor o en contra de los mismos. Simple disquisición semántica.

Sobre la oportunidad o inconveniencia de encargar a los alumnos tareas de aprendizaje para que las desarrollen en sus casas fuera del horario escolar, se ha debatido siempre. Tema polémico que vuelve a suscitar opiniones encontradas y que seguramente acabará una vez más sin resolverse de manera definitiva. Y es que el asunto es ciertamente complejo.

Argumentos a favor, el desarrollo de la responsabilidad y disciplina personal; ofrecer unth4npbrlk8 cauce sereno para la autorreflexión y la asimilación reposada de contenidos según el ritmo que exigen las propias capacidades; la oportunidad de comentar y resolver cuestiones en colaboración con la unidad familiar…

En contra, la fatiga, el agobio y la tensión nacidas de una exigencia tareas-escolares-11insoslayable; la actitud negativa o la aversión incluso ante las actividades escolares o hacia determinadas materias… Situaciones provocadas no ya por la actividad en sí, sino por el exceso de tarea.

‘In medio, virtus’. Aforismo válido en todos los casos, que muy bien puede aplicarse al tema que nos ocupa. Razones a favor existen, lo acabamos de ver; pero como todo en la vida, en su justa medida.

A nadie se le escapa que corren malos tiempos para cuanto signifique autoridad o presente siquiera visos de imposición. Cuando la sociedad civil -representantes políticos incluidos- se manifiestan abiertamente díscolos con las exigencias de la norma o incluso de la ley, no%20senales%20trafico1padres y educadores lo tenemos difícil. Quiero pensar que quienes en estos días alzan abiertamente la voz contra la existencia de ‘deberes’ para casa lo hacen movidos por el interés de los hijos y su equilibrado y sano desarrollo físico y mental. Pero se me permitirá que, desde mi condición de educador me asalten algunas dudas y tenga al respecto ciertas reticencias.

No me gustaría descubrir, solapadas bajo tales reivindicaciones, motivos espurios, puede que inconscientes, nada aceptables: evitación de situaciones en que verse obligados a ejercer la autoridad; justificación para no dejar al descubierto, ante posibles consultas de los hijos, las propias carencias culturales… Tampoco resultaría aceptable que quienes abogan a favor de las tareas escolares buscasen tan solo en ellas ocasión de mantener al niño ocupado y el hogar tranquilo durante algunas horas.

images3En cualquier caso, yo abogaría por que quienes tan rotundamente piden la eliminación de los ‘deberes’ y buscan, con loable actitud, el desarrollo sano y equilibrado de sus hijos, manifiesten igual celo para evitarles situaciones nada beneficiosas, como la dedicación durante horas a videojuegos claramente cuestionables en forma y contenido, que poco o nada les benefician, o la atención incontrolada a programas televisivos que escandalizan incluso al adulto y distorsionan claramente la adecuada asimilación de principios y valores.

Debatir sobre la conveniencia o no de las tareas escolares es ciertamente lícito. Encomiable, que nos preocupe la cuestión, como todas las que tienen que ver con la educación. Eso sí, convendría elegir el cómo, el cuándo y el dónde. No creo lo más adecuado hablar sobre el tema en los medios de manera abierta e indiscriminada, y poner públicamente en entredicho, sin ningún control ni pudor, la autoridad de los docentes. Menos aún, hacer valer la propia sobre aquella, e invitar, obligar incluso, a los muchachos a la desobediencia e insumisión ante quienes ha otorgado la sociedad su confianza y han recibido de nosotros el encargo de educarles.

Finalmente, no vendría mal, junto a la huelga de ‘deberes’ de los hijos, otra, tan th43x1sok5necesario o más, de ‘deberes’ de los padres. Puede que, como muchos aseguran, las tareas escolares, y más cuando aparecen en exceso, resten a los muchachos el tiempo requerido para el ocio, el descanso y la necesaria relación familiar. Pero cabe aplicarse el cuento y dejar en el zaguán de casa los albaranes, los listados de clientes y proveedores…, y compartir con los hijos ese tiempo de ocio que para ellos reivindicamos.

……………………………………………

Es fácil no cruzarse en la carrera

y dejar a las aguas su camino;

apartarse, y dejar que su destino

persigan a su ritmo y su manera.

 

Mas puede que si a tiempo una barrera

les cierra el paso, más de un desatino

pueda evitarles y que el repentino

barranco las convierta en torrentera.

 

Para la libertad ha de educarse

a quien libre nació; favorezcamosthms0webue

que pueda su voluntad manifestarse.

 

Pero estemos alerta, y si observamos

que la senda perdió y que a estrellarse

se dirige, sus pasos detengamos.

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

¡QUÉ SOLOS SE QUEDAN LOS MUERTOS

migratorias-horizontal21Hoy toca. Prácticamente cada uno de los 365 días del año trae adherida la etiqueta de una celebración comunitaria: desde el día contra el sida, al de las fuerzas armadas o al día mundial de las tortugas marinas, que -por si alguien no lo sabe y pueda estar interesado- se celebra el 16 de junio. Y hoy, 1 de noviembre –bueno, 2-de-noviembreen realidad mañana, pero razones laborales lo adelantan- es el día dedicado a nuestros difuntos. El de hoy es del día de todos los santos. Así que, vaya por delante mi felicitación a todos, sea cual fuere su onomástica. Buñuelos y huesos de santo para los que aquí permanecemos, y un sentido recuerdo para quienes nos dejaron.

Desde tiempos ancestrales la memoria de los que ya se fueron ha constituido elemento de profundo respeto, normalmente unido a la religiosidad, aunque no necesariamente emparejado con ella; hablar con respeto, con veneración incluso, de quienes nos dejaron, signo elemental de bien nacido; mencionarles de manera irrespetuosa o utilizarlos con la aviesa intención de zaherir los sentimientos del adversario, imperdonable ofensa.

7742375e92fab7bb63ebaa83a45b2175[1].jpgLa existencia de necrópolis y monumentos funerarios se remonta a la prehistoria. Sorprende en general la grandiosidad de estos y la especial dedicación con que fueron erigidos. La proximidad del recinto funerario, garantía de protección; la solidez de la naveta, la majestuosidad del talayot, la magnitud del dolmen, el crómlech o el menhir, presididos y protegidos por la colosal taula dedicada a los dioses, impresionantes.

Siempre ha existido –sigue existiendo- en el individuo el deseo de ser recordado. Nos vamos, pero aspiramos a seguir de alguna manera vivos en la mente y en el corazón de los seres queridos que dejamos y de las generaciones venideras. Y en la solidez de la piedra buscamos el mejor aliado. Hasta en esto se muestran, tristemente, las posibilidades económicas y el poder detentado: de la humilde tumba, al espectacular mausoleo o la th48pknyedgigantesca pirámide… Cada cual según sus posibilidades, en todos el deseo de subsistir, de retar en lo posible al implacable olvido a que conduce el discurrir del tiempo. Columbarios, memoriales… en la misma línea y con idéntica intención: recordar a quienes se hicieron merecedores de nuestro recuerdo.

Curiosamente, en los tiempos que corren da la impresión de que de esta, como de tantas otras cuestiones, estamos de vuelta. Parece no importarnos tanto estas formas de pervivencia. Seguramente la actitud materialista instalada en la sociedad moderna trata de mantener alejado todo elemento que inspire transcendencia: el templo sagrado, la imagen venerable, el monumento funerario. En parte por esto y en parte por egoísmo y comodidad, los cementerios se van quedando solos. El mismo egoísmo y comodidad que recluye a nuestros mayores en residencias para ancianos, desde argumentos, en no pocas ocasiones, dudosamente válidos. Resulta incómodo y poco apetecible trasladarse un rato al cementerio. Y no es plato de buen gusto encontrarse con el testimonio de una muerta cierta, que queremos sentir lejana pero que indefectiblemente llegará.

telde-llena-11Tengo, ciertamente, edad avanzada, y he vivido la transformación de costumbres y el progresivo olvido de ancestrales tradiciones. Pero me sigue sorprendiendo el ritmo con que, en progresión geométrica, estas se deterioran. Qué lejos queda lo que hace solo unas décadas era común dedicación, motivo en muchos casos de lazo o compromiso familiar: la alegre romería, la procesión solemne, la peregrinación a los monumentos del jueves santo, la misa del gallo, el encuentro en el día de difuntos en torno al sepulcro de nuestros mayores… Hoy mantenemos las celebraciones, excelente pretexto 00014680131para diseñar ‘puentes’ y cruzarlos en reivindicación de un merecido descanso. La peregrinación está ahora en las carreteras que conducen –no sin penoso esfuerzo, en muchas ocasiones apenas compensado- a la playa, el apartamento o la vivienda rural.

Cada vez vamos siendo menos quienes sentimos la necesidad de dedicar algún tiempo, al menos unas horas al año, a quienes sin duda quisimos y vamos, tristemente, olvidando. Desde luego, entre los más jóvenes, la tradición está casi perdida y llamada a desaparecer. Bueno, habrá que resignarse.

Como digo, la piedra que colocamos para albergar nuestros despojos y despertar la urna-funeraria-de-fibra-de-vidrio-rochel1memoria de los nuestros va sirviendo de poco. Recordar y ser recordado, romántica añoranza, infantil ilusión que nada material aporta. Hay que ser prácticos, señores. Nada de tumbas, nichos, panteones… antiguallas improductivas, que restan espacio, suponen inversión nada rentable y vician el ambiente. Cremación, y cenizas: menos espacio ocupado y mayor ecologismo. La artística urna de porcelana sucede al monumento funerario y –no se quejen- permite mantener la presencia reducida del finado, en el recoleto y solitario camposanto o -si se prefiere, aunque no sin cierta dosis de aprensión- en la intimidad del hogar.brote

A propósito de la ecología, permítaseme una reflexión: el polvo ha de volver al polvo, y la vida –en su constitución atómica o molecular sigue presente- a la vida. Personalmente –ya lo dije en un post anterior- me parecería lo más adecuado, y algunas tradiciones lo contemplan, enterrar al finado desnudo y en contacto directo con la tierra, para que cuanto polvo-p1antes impulse nuevas especies, en el ininterrumpido ciclo de la vida. Alimentar la tierra que nos alimenta: ¿qué mejor destino para el cuerpo que albergó nuestro espíritu? Desde luego, las cenizas, conservadas en el hogar o esparcidas románticamente en el lugar que el difunto quiso elegir o que sus allegados eligieron para él, no abonarán la tierra con igual fecundidad.

Desnudo y en contacto con la tierra, para que esta germine y brote de nuevo la vida. Pero, si no es mucho pedir, con una piedra, una cruz, lo que prefieran y menos les estorbe, dondeflores-en-la-tumba11 puedan acercarse de cuando en cuando y, al menos una vez al año, antes de cruzar el puente, dedicarme un generoso recuerdo y depositar, en el lugar en que un día vertieron una lágrima, el generoso obsequio de un sentido beso junto a -esto importa menos- una hermosa flor.

…………………………………………..

 

UN DÍA PARA EL RECUERDO

Y UN AÑO DE SOLEDAD

 

Hoy es el día de todos los santos.

Los cementerios se llenan de flores,

miles de ramos de bellos colores

cubren antiguos dolores y llantos.

 

Hoy es la fiesta, no un día de tantos.

Vamos, acudan aprisa, señores,

demos al aire fragantes olores,

nada de penas, tristezas ni espantos.

 

Pronto la rosa se agosta y se muere,

y con su aroma se va la memoria

de quien, sin duda, te quiso y te quiere.

 

Un año más se repite la historia:cementerio1

beso fugaz, compromiso que hiere

y que regala más pena que gloria.

 

Los camposantos se tornan desiertos.

¡Dios, y qué solos se quedan los muertos!

 

 

Publicado en Naturaleza | Deja un comentario